Jose Elías, alias "Elíax": La Singularidad, la Inteligencia Artificial, y la Realidad Virtual

El 21 de mayo del 2005, José Elías, alias “Elíax”, se propuso escribir diez mil artículos consecutivos que publicaría diariamente en su blog, www.eliax.com. Al poco tiempo de iniciar el proyecto, se llevó la grata sorpresa de que sus escritos estaban siendo leídos por miles de personas alrededor del mundo, y como describe en la entrevista, llegó a la realización de que “todo gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y fue entonces cuando definió la gran temática de la que escribiría durante la próxima década: la Singularidad tecnológica.

Fue entonces cuando la faceta profética de Elíax tomó fuerzas, y todos los años publicaba un artículo prediciendo los próximos avances tecnológicos que impactarían a la humanidad. Con el pasar de los años, el público que leía a Elíax se mantuvo creciendo, hasta que su audiencia virtual alcanzó el millón de lectores mensualmente. Nueve años y cuatro meses después (o para ser más específicos, 3187 días después) de haber empezado, Elíax alcanzó su épica meta de 10,000 artículos publicados, convirtiéndose en uno de los blogueros más prolíficos del mundo.

En esta fascinante entrevista, en la que por lapsos tuve que tomar profundas inspiraciones para no perderme en los escenarios futuristas enarbolados por Elíax, hablamos sobre cómo escribir diez mil artículos en nueve años, sobre la singularidad tecnológica y todas sus implicaciones futuras, sobre la inteligencia artificial y su fusionamiento con nuestra especie, sobre mundos paralelos, la realidad virtual, y hasta las implicaciones teológicas de todo lo que está por venir.

Íntimos, disfruten de esta maravillosa entrevista tanto como la disfruté yo.

Roberto Mallén Brea: Recuento histórico de la migración haitiana

Roberto Mallen Brea, experto en sociología de la migración y en políticas migratorias con estudios en Manhattanville College y en L' Ecole Des Hautes Etudes en Francia, expone magistralmente sobre la migración haitiana y las relaciones dominico-haitianas en esta fascinante entrevista.

Actualmente, Roberto es investigador de la dirección de estadísticas e investigaciones del Ministerio de Energía y Minas, colaborador del periódico Diario Libre, y uno de los dominicanos más conocedores de la temática haitiana.

Al compartir la misma isla y tener antecedentes históricos tan disímiles, República Dominicana y Haití siempre han tenido una relación tumultuosa y volátil.

En la entrevista, Roberto nos hace un recuento histórico de la migración haitiana, nos ofrece un análisis de las relaciones entre ambos países, y prevé el futuro de nuestro destino como isla compartida por dos naciones.

¡No se la pierdan!

Podcast #6: Pedro Santos, o como construir un imperio antes de los 30

Existen grandes historias que no sorprenden a aquellos que desde un principio conocen el impulso del que las forja. Historias de imponentes logros, de hombres revestidos con el coraje de perseguir sus sueños, y de individuos que han superado lo que se creía imposible, que vienen impregnadas con la particularidad de que no deslumbran a los que han podido presenciar la génesis de su propulsión, ni causar una algarabía entre los que conocen la trayectoria de esta rara especie que convive entre las masas anestesiadas. Este selecto grupo de seres que ha despertado al poder de sus pensamientos y han logrado desmembrar las paredes de sus propias limitaciones, han adquirido la capacidad de transformar el ambiente que los rodean y de marcar sus huellas en cada paraje que la vida le proporciona. En el caso de Pedro Santos Sang, joven de 28 años que recientemente fue exaltado en la revista Forbes en la sección '30 con menos de 30 años' por ser uno de las jóvenes promesas en el sector del gas natural, y ganador del máximo galardón en el Premio Nacional de la Juventud 2012, la sorpresa no perteneció a la lista de emociones que generó en mi la fascinante noticia. Más bien, puedo decir que la noticia simplemente siguió confirmando la realidad de que algunos seres humanos se mueven a mayores revoluciones por segundo que sus coetáneos, y Pedro Santos pertenece a este exclusivo grupo de personas que hacen de lo imposible algo palpable y real.

Read More

Podcast #5: Tatiana Fernandez, de "Nana", niños y madres

Tatiana Fernandez, la directora de "Nana", pasea su lente por la compleja relación entre niñeras, niños y madres, y en esta entrevista nos habla de sus inicios en el fotoperiodismo, de la génesis y el proceso de filmación de su ópera prima, "Nana", y de como todos tenemos "una historia que contar".

"Nana" ha sido aplaudida tanto por críticos de cine como intelectuales dominicanos, incluyendo Carmen Imbert Brugal, que escribió lo siguiente: "Tatiana Fernández Geara es inseparable de su película, aunque declara que prefiere resultados más que autores. Consigue que NANA sea la estadística con emoción, el ahogo de la incertidumbre. La resignación como coartada para la soledad. El rostro de una abuela permanente que reparte en nietos la dedicación que no pudo ofrecer a los hijos. Irremediable certeza de la miseria, inseparable de esa piel estrujada. Manos mugrosas con la única caricia del arroz que descascara para ofrecerlo a una parentela que ríe y espera a la madre que llegará con dinero para comprar ropa, zapatos y cigarrillos."

Tatiana también nos cuenta de sus otros proyectos, incluyendo  "No soy la que soy", inspirada en la frase de Chadortt Djavann: "Me presento: No soy la que soy; soy la innombrada con identidades prestadas (...) he encarnado identidades con nombres diferentes. He vivido a través de ellas, con ellas, a pesar de ellas; yo era ellas. Las dejaría contarse, o más bien ponerse en escena. Yo no intervendría más que entre las páginas, entre líneas." Tatiana se pregunta "¿cómo puede una ropa y un contexto nuevo cambiar tanto en mí y en la percepción de otros de quién yo soy? Y estoy hablando de transformaciones sencillas: Sigue siendo mi cara, con poca variación en maquillaje; sigue siendo mi pelo, con alguna variación en el peinado; sigue siendo mi cuerpo, con alguna postura diferente y quizás colocado en un lugar donde una "rubia" no se sentaría. Entonces, ¿por qué cambia tanto?

Podcast #4: Jason Grullón, el mochilero emprendedor

Conocí a Jason Grullón en su faceta de mochilero. Leí sobre él en la prensa local y me enteré que a pesar de su corta edad, ya había viajado a más de 52 países, y que "no importara a lo que se dedicara, se mantendría conociendo al mundo". El artículo explicaba como Jason no viajaba como un simple turista, sino que se dedicaba a conocer íntimamente las culturas de los lugares que visitaba, forjando relaciones duraderas con sus habitantes.

Read More

Podcast #3: Gilberto Objío, el gurú del Derecho Médico Dominicano

Gilberto Objío Subero es un ser polifacético, ya que a pesar de ser uno de los mejores abogados jóvenes que tiene nuestro país, también es pintor, emprendedor, un fiel colaborador de los modelos de las naciones unidas, precandidato a regidor, fundador del club de las ideas en su alma mater, la PUCMM, miembro fundador de la asociación dominicana de consultores políticos, en fin, Gilberto es un hombre renacentista, y con esto quiero decir que es una persona cuyos intereses y habilidades se extienden en diversas ramas del saber.

Read More

Podcast #2: Edison Santos y el emprendimiento sostenible y consciente

Entrevista magistral a Edison Santos, un emprendedor dominicano que actualmente se encuentra en los finalistas del premio THE VENTURE, en el que compite por un premio final de UN MILLON DE DOLARES. Su empresa, ECO-MENSAJERIA, es la primera y única mensajería ecológica de la República Dominicana, que vía la utilización de motores eléctricos busca eliminar las emisiones de CO2, smog y ruido.

En esta íntima e inspiradora entrevista hablamos de emprendurismo social y sostenible, los inicios de Edison como emprendedor, sus momentos más dificiles, la importancia de transformar el parque vehicular dominicana, las energías limpias y alternativas, y como podemos vía nuestras empresas, crear un mundo mejor.

Vota por Edison y su empresa en las siguientes direcciones:

www.rdpuede.com

www.theventure.com/do/es-la/finalists/eco-mensajeria

Escúchanos también en STITCHER y ITUNES buscando el podcast "Planeta Intimo".

Rubén David Núñez: Una pasión de camino a la Luna

DSC_0313 Existen mentes que apuntan tan alto, que en ocasiones no les queda más remedio que aterrizar en la Luna. Y eso es lo que Rubén David Núñez, hijo de dominicanos y graduado del Colegio Bilingüe New Horizons, ha estado tratando de hacer durante los últimos ocho años. Su pasión por el espacio empezó temprano, cuando Rubén, todavía un niño, les decía a todos que quería ser astronauta. A diferencia de las demás criaturas de su edad, que superan esta fase cuando los adultos con los que conviven los redirigen hacia carreras más aterrizadas, Rubén continuó diciendo que quería ser astronauta durante todos los años de su adolescencia, hasta que en el 2004, su pasión lo llevó a la Universidad de Florida Central, donde por supuesto, se inscribió en el programa de ingeniería aeroespacial.

A finales del 2007, con sólo 21 años, Rubén vio un anuncio que lo cautivó: Google anunciaba la puesta en marcha del “Google Lunar XPRIZE”, que buscaba incentivar a emprendedores a que diseñaran y manufacturaran un vehículo que pudiera aterrizar en la Luna, y que recorriera quinientos metros en la superficie lunar, transmitiendo imágenes y videos de regreso a la Tierra. Al primer equipo en lograr la hazaña, probando que el 90% de los fondos provinieran del sector privado, le serían otorgados veinte millones de dólares.

A diferencia del resto de los mortales, que mandarían un anuncio como este directo a sus bandejas de reciclaje, Rubén no pudo pensar en otra cosa durante los días y noches a venir. La sensación de que este anuncio le hablaba directamente a él lo invadió por completo, y después de mucho ponderar tomó la decisión que cambiaría su vida para siempre: formaría un equipo de ingenieros y se enfocaría en llevar a cabo la misión.

Como es de esperarse, emprender un proyecto de esta envergadura está poblado de obstáculos, y para empujar su sueño hacia delante, Rubén se mantuvo firme y resuelto en su decisión de conquistar la Luna. Lo primero a resolver era el costo de la inscripción del premio, estipulado en diez mil dólares. Al no contar con el dinero, Rubén aplicó a una serie de organizaciones que apoyaban con subsidios a emprendedores espaciales, consiguiendo al poco tiempo que la “Florida Space Grant Consortium”, una asociación de diecisiete universidades americanas, le otorgaran los primeros cinco mil dólares. El resto del dinero se lo concedió un amigo que creyó en el proyecto desde el inicio, y a principios del 2008, logró inscribirse oficialmente en la carrera hacia la luna.

Pocos meses después, Rubén forja el nacimiento de la fundación sin fines de lucro, “Earthrise Space Foundation”, dentro de la cual forma el equipo “Omega Envoy”, encargado de construir el vehículo espacial y el módulo lunar que aterrizaría en la Luna. El mayor reto, según Rubén explica, consiste en “comprar un viaje en cualquier cohete que nos saque al espacio, y a partir de ahí, utilizar la tecnología que hemos desarrollado durante los últimos ocho años para llegar a la Luna, aterrizar sin estrellarnos, desmontar del módulo lunar el vehículo, y lograr recorrer medio kilometro mandando fotos y videos de regreso a nuestras oficinas. En fin, exactamente lo estipulado por Google.”

De los dieciséis equipos actualmente compitiendo por el premio, dos ya han anunciado sus fechas de lanzamiento. El equipo de Rubén tiene hasta diciembre del 2016 para anunciar la fecha, que debe estar estipulado para el 2017.

La nueva economía lunar

¿Pero por qué la Luna? ¿Qué futuros beneficios están previendo empresas como Google, al querer incentivar la industria lunar? Según Rubén explica, “el mercado lunar está en sus inicios. Algunas empresas ya están planeando importar platino y otros metales preciosos para comercializarlos en la Tierra, y el turismo lunar también es un mercado que podría emerger en los años a venir. Tenemos que entender que la Luna es un lugar extenso, del tamaño del continente americano, del cual conocemos muy poco. Actualmente, científicos y investigadores no tienen forma de llegar al satélite, y eso tiene que cambiar.”

El mes pasado, Rubén y su equipo fueron exaltados en “Moon Shot”, un documental de nueve episodios producidos por J.J. Abrams, donde se cuentan las historias de este grupo de emprendedores espaciales que están cambiando la percepción de que el espacio sólo es accesible para agencias gubernamentales como NASA. “No se trata de llegar a la Luna; llegar a la Luna es algo simbólico. Se trata de demostrar lo que somos capaces de lograr”, dice uno de los entrevistados. Y Rubén, sin duda alguna, nos vuelve a demostrar que no importa lo alto que coloquemos nuestros sueños. Si tenemos la valentía de luchar por ellos, somos capaces de llegar a la Luna.

¿Nacerá en República Dominicana el próximo Elon Musk?

República Dominicana es una nación con la capacidad de sorprender al mundo. Nuestro país cuenta con atletas de clase mundial, escritores galardonados con todo tipo de premios internacionales, músicos cuyas obras suenan por todo el continente, y con estos jóvenes liderando el camino, pronto tendremos emprendedores de clase mundial iluminando las avenidas del futuro.

Read More

Libro vs. Kindle: una historia de infidelidad en tiempos modernos

digital-vs-paper-book-136392824940603901-140822102208 Nuestros problemas ya tenían años sobre el tapete, y aunque siempre buscábamos la manera de solucionarlos, sabíamos que nuestra relación no iba bien. Al principio parecían los típicos inconvenientes que enfrentan todos aquellos que tienen más de veinticinco años de casados. Pero con el paso del tiempo, cuando la relación empezó a tocar fondo, fue cuando la verdad, siempre cruda y poco sutil, salió a flote: habíamos dejado de querernos.

Todo empezó con “Las Correcciones” del escritor americano Jonathan Franzen. Lo había pedido una tarde por Amazon después de leer una biografía sobre el autor, para que coincidiera con diez días de vacaciones en los que planeaba leérmelo. Estaba emocionado por el tiempo que pasaríamos juntos, pero a medida que las vacaciones se acercaban y “Las Correcciones” no terminaban de llegar, no podíamos continuar pretendiendo que sencillamente, el libro no estaba disponible para mí. Terminé tomando las vacaciones por mi cuenta, reflexionando sobre el estado de las cosas. Al regresar, pasaron varios meses antes de que el libro llegara a mis puertas, y para ese momento, ya no me interesaba leerlo. La ventana de interés se había cerrado, y el libro terminó ocupando un triste espacio dentro de la vastedad de mi librero, asunto que me permite introducir otro de nuestros problemas.

Nuestro amor, que durante años se había mantenido creciendo, se expandió a un punto tal que terminó invadiendo mi oficina. Una mañana, de esas en que el alma busca aligerarse, noté que mis libreros ya tenían dos filas de libros por cada estante, haciendo de la primera fila una masa invisible que se expandía como un cancer. No tardé en darme cuenta que nuestra relación estaba a punto de sacarme de mi espacio de trabajo, y al llegar turbado y comentarle a mi esposa de carne y huesos todo el asunto, esta respondió diciendo:  “¿Tu oficina nada mas? Ven a ver como tienes la casa”. Al guiarme hasta los anaqueles que cubrían toda la pared del pasillo, que parecía  estar a punto de colapsar, nuestra relación recibió otra estocada directo al corazón.

Otra de nuestras grandes dificultades fue la comunicación. Cuando estábamos juntos, solía tomar notas para la posteridad, tratando de extraer su sabiduría. Pero aquello no solía pasar de allí. Cuando terminaba de leerlo, el libro regresaba al librero, y las notas que había tomado se perdían para siempre. No existía una forma práctica de sintetizar toda esa información para almacenarla en un lugar de fácil acceso.

Después de esas experiencias, que empezaron a distanciarnos cada vez más, terminamos no teniendo relaciones durante meses. Ya mis ojos no querían posarse sobre sus adentros, ni querían recorrer sus espacios más íntimos, así que nos acostumbramos a estar cerca, pero sin pasar de ahí. Otras amantes surgieron en el panorama, con las cuales sustituí la falta que me hacía algunos días: los audio-libros, un medio al que le había puesto resistencia, resultaron ser excelentes para escuchar literatura de no ficción, pero cuando quería escuchar alguna obra de más complejidad, mi mente no parecía engancharse a las peripecias de la trama, dejándome confuso y frustrado.

Fue entonces cuando el Kindle, aparato que aborrecí durante años, sobre todo cuando experimenté con los primeros modelos, regresó una tarde cuando necesitaba exactamente lo que ofrecía. Llegó en manos de otro, que venía vanagloriándose por su nueva adquisición. Cuando la vi, reaccioné de la misma forma en que siempre lo había hecho: “Odio los Kindles”. “Nunca podrán sustituir la magia que nos ofrecen los libros físicos”. A esta declaración, el amigo me pasó el aparato, y pude ver como el tiempo había vuelto una tecnología que en un momento dejaba mucho que desear, en una maestra de la seducción.

Le apodaban la Kindle Paperwhite, y poco después de nuestro primer encuentro, no pude resistirme. Cuando llegaba a casa, miraba el viejo librero y no sentía nada. En cambio, cuando abría la página de Amazon, la elegancia del Paperwhite se desplegaba por todo el browser, invitándome a que conociera su extenso reino. Un día, reuní el valor suficiente para dar el salto y pedirlo, y hasta el sol de hoy, no he vuelto a mirar atrás. Le pedí el divorcio al libro físico, y me casé para siempre con mi Kindle.

Ya han pasado varios meses y debo decir que nuestro matrimonio ha sido una de las mejores inversiones de toda mi vida. Primero, el Kindle tiene poco peso y sus dimensiones son reducidas, lo que nos permite andar juntos casi todo el día. Segundo, tiene la capacidad para almacenar miles de libros, dejando mis otros espacios intocados. Tercero, me permite hacer anotaciones de lo que leo, y al final de la lectura, puedo descargar todas mis notas en la computadora. Cuarto, debido a que viene con luz propia, no tengo que molestar a nadie para continuar leyendo durante las horas de la noche. En fin, sé que al igual que yo, muchos románticos se resistirán a decirle adiós al libro físico, pero les aseguro, si se atreven a dar el salto, jamás mirarán atrás. Andarán enamorados como perros, incapaces de quitarle la mano a esa pantalla que revivirá esa pasión que una vez sintieron por los libros, y lo mejor de todo, tendrán cientos de miles de libros a un clic de distancia.

Vende tus primeras 1,000 copias

41pINRHrsgL._SX310_BO1,204,203,200_

Rating: 10/10. Leído: Diciembre 2015

“Tus primeras 1,000 copias: la guía paso a paso para mercadear tu libro”, es una obra que todo escritor debería recitar de memoria.

Su autor, Tim Grahl, es un mercadólogo que se ha dedicado a utilizar sus amplios conocimientos del tema para ayudar a escritores y creativos a crear plataformas de comunicación que les permitan interactuar con sus lectores (o consumidores de su arte), con el objetivo de mantener un diálogo constante con aquellos que los leen, ampliar sus círculos de influencia, y lograr el sueño de todo escritor: vender la mayor cantidad de libros para poder vivir del oficio. El libro comienza explicando que el mundo editorial ha cambiado drásticamente durante la última década.  En el siglo XX, los escritores  (o creativos) podían dedicarse a escribir, y después que terminaban de pulir sus libros pasaban por un proceso  de filtraje (a veces arduo y frustrante) donde le mandaban sus obras a las editoriales, y estas elegían los libros que tenían la mayor calidad y posibilidad de venta. Si el escritor era elegido, la editorial se encargaba de todo el proceso de promoción, distribución y ventas,  y el escritor podía seguir delante de su máquina de escribir, ideando su próxima creación.

Hoy, por desgracia o por suerte, ese modelo ya no existe. Las editoriales (en la mayoría de casos) ya no están apostando por escritores que no tengan una audiencia establecida, y es responsabilidad del escritor crear su propia plataforma y consolidar su audiencia antes de pensar en editoriales o en la auto-publicación. Los escritores que no se adapten al nuevo modelo, por lo general, terminarán en la total obscuridad, siendo leídos solo por algunos amigos o familiares, y aquellos que  financien sus propias obras se verán con cientos de libros en sus armarios, y se preguntarán que han hecho mal.

PERO BASTA DE INTRODUCCIONES.

A continuación voy a traducir algunas notas que he tomado del libro, para que las ideas de Tim puedan seguir resonando por otros mercados que no leen en ingles, o que simplemente no han tenido la oportunidad de leer la obra.

NOTA

¿Qué es mercadeo? Mercadeo es el acto de construir conexiones de larga duración con personas.

Tim elabora este punto con un ejemplo: durante muchos años había seguido a una de sus leyendas, Seth Godin, al que consideraba uno de los más grandes pensadores del marketing moderno. Al estar suscrito a los boletines que mandaba Seth todos los días por correo electrónico, se decidió una tarde a realizarle una pregunta. Lo envió pensando que el correo jamás sería leído, y que Seth lo ignoraría por completo. Antes de la hora, Seth le había respondido el correo y se había esmerado en responder su pregunta. Tim después se enteró que Seth operaba de esta manera regularmente. Todos los días publicaba un blog, y todos los días le respondía correos a sus lectores. Consecuentemente, debido a la conexión que Seth Godin le hizo sentir a Tim, este apoya a Seth en todo lo que escribe, y se ha leído todos sus libros.

El mercadeo (ampliando la concepción del término) son dos cosas: (1) crear conexiones con personas (2) enfocándose en añadirle valor de manera constante a esa relación.

Josh Kaufman publicó su primer libro, “el MBA personal” en diciembre del 2010. No tuvo cobertura de los medios, y solo realizó un evento simbólico donde puso el libro en circulación. Dos años después, Josh había vendido 130,000 copias. ¿Cómo es esto posible? La razón, explica Tim, es que Josh tiene un gran sistema (desmenuzaremos esto a continuación).

Todo autor tiene un plan para vender sus libros. Por lo general, estos planes son raramente exitosos y van así: (1) lanzar el libro, (2) pagarle a un publicista, (3) conseguir la mayor cantidad de cobertura de los medios posible, (4) tener la esperanza de que el bombardeo mediático funcione, (5) después que la cobertura inicial termina, las ventas del libro mueren. Es en este punto cuando los autores comienzan a trabajar en su próximo libro.

El plan de Josh era muy diferente. Meses antes que el libro saliera, Josh había creado un sistema que lo ayudaría continuamente (y de manera predecible) a mover a las personas a comprar su libro. Josh ya tenía un público cautivo, donde todas las semanas interactuaba con sus lectores, y los motivaba a comprar su libro desde meses antes de que fuera publicado.

Este sistema canaliza la atención de los posibles lectores para que de manera fidedigna se mantengan en contacto con el autor durante mucho tiempo. A medida que se va nutriendo la relación,  estos lectores terminan siendo fans que compran libros.

Para que esta relación funcione, el ingrediente primario para formar una relación online es la siguiente: PERMISO.

¿QUE ES EL PERMISO?

Sin permiso, arriesgas a que tus esfuerzos de comunicación sean ignorados o borrados. Para poner la suerte a tu favor, busca el permiso de tus lectores antes de que comiences a conectarte con ellos. Cuando te hayas ganado el permiso de tus lectores, asegúrate de respetar ese permiso comunicándote con ellos de manera efectiva, de forma auténtica, siempre añadiéndole valor a sus vida y alentándolos a que tomen acción. Después de todo, las relaciones que se basan en el permiso, son opuestas al spam.

El permiso fomenta conversaciones que se extenderán durante mucho tiempo en el futuro.

Si tienes un sistema que establezca permiso con lectores, las ventas de tus libros fluirán naturalmente.

¿Cuál es la mejor herramienta para comunicarse con tus lectores de una manera fiable, donde siempre conseguirás su atención y los alentarás a que tomen acción? UNA LISTA DE CORREOS

La lista de correos es la manera perfecta de que tus lectores te den permiso, y te permitan crear una línea de comunicación directa con ellos.

Sin embargo, los lectores no dan permiso de manera casual. El permiso debe ser ganado ofreciendo incentivos creíbles y de valor. Ganarse tal permiso es el arte de motivar a los visitantes de un website a concedernos el permiso de mantenernos en contacto con ellos.

La lista de correos es la herramienta ideal ya que genera los mejores resultados por un amplio margen cuando se compara con cualquier otra herramienta. De hecho, si fueras a elegir entre una lista de correos y todos las demás herramientas de plataformas online (Facebook, Google, Twitter, Instagram, blogs, podcasts), la lista de correos siempre será la más efectiva. La razón es simple: el correo electrónico es la manera más efectiva de comunicarse con los lectores, y de motivarlos a que actúen.

Contactar a las personas en el lugar donde se pasan más tiempo es de suma importancia ya que el mundo se ha convertido en un lugar ocupado y ruidoso. Cada día, las personas son confrontadas con miles de historias y mensajes de ventas que no le interesan, y están eligiendo los mensajes que quieren escuchar optando voluntariamente por ellos. Este acceso directo es la esencia de la nueva definición del marketing: el acto de construir conexiones de larga duración con personas. Es de suma importancia que pienses en la fuerza y la integridad de tal conexión.

El autor ha comprobado trabajando con docenas de escritores que por cada venta que se realiza a través de las redes sociales, se realizan 50 ventas mediante la lista de correos.

Aunque las redes sociales son más populares, el correo electrónico es mucho más efectivo. Esto es así debido a que la mayoría de las personas solo consumen una mínima porción del contenido que llena los canales de sus redes sociales ya que esas redes son ríos de información. En contraste, el correo electrónico es todavía una fuente de información regulada, percibida también como la más privada. Dada la cantidad de información que circula por las redes sociales, el correo electrónico se mantiene como la manera más directa y efectiva para pararse frente a las personas en el mundo digital.

Las conexiones de larga duración dependen de la calidad y la confiabilidad de tu lista de correos. Si nutres tu lista de correos con contenido de valor y proteges la privacidad de tu lista del spam, entonces tus lectores te compensaran con su tiempo y atención. Debido a que esas recompensas son esenciales para vender tus libros, la meta #1 de todo autor debería de ser expandir su lista de correos.

Autores inteligentes usan plataformas como Mailchimp, Aweber, o Constant Contact en vez de utilizar Hotmail o Gmail directamente. Esto es así debido a que Hotmail y Gmail no están diseñados para facilitar la expansión de una lista de correos, ya que se tendría que hacer de manera manual. También, tus correos comenzarán a ser bloqueados y reportados como spam si no existe una manera fácil de salir de la suscripción.

Hay dos reglas claves para hacer que las personas se suscriban a tu lista de correos: (1) hacer una oferta específica y cautivante, y (2) exponerlos a esta oferta múltiples veces.

Muchos autores tienden a tener problemas con la primera regla ya que usan lenguaje genérico como el siguiente: “suscríbete para que recibas noticias y actualizaciones”. Este tipo de lenguaje no explica porqué estas invitando personas a recibir tus correos. Esa confusión no es buena ya que no crea un impulso lo suficientemente fuerte para convencer a personas a que se suscriban.

Después que tengas una oferta cautivante, necesitas compartirla múltiples veces. Muchos escritores paralizan el crecimiento de su lista de correos porque solo hacen su oferta de suscripción en un solo sitio, como en la barra derecha de su website o blog. Una sola vez no es suficiente. Las decisiones que afectan la privacidad de las personas necesitan convencimiento.

Necesitas ser claro con lo que vas a ofrecer. Estarás mandando tus correos todos los días, semanales, o mensuales? Vas a resolver algún problema o proveer algo de valor? Lo que sea que tengas que ofrecer, hazlo lo más fácil posible para tus lectores y asegúrate que ellos sepan cuando lo van a recibir.

Al autor le tomó un año convencer a Daniel Pink a que pusiera un popup (esas cajitas que aparecen en las páginas web que instan a los lectores a suscribirse). Muchas personas tienen la creencia de que este tipo de herramientas son demasiado invasivas, pero las investigaciones han confirmado que estas prácticas aumentan dramáticamente la cantidad de suscriptores que tienen los autores.

Las reglas para utilizar de manera correcta los popups: Se específico con tu oferta. Crea un mensaje que cautive a los lectores, y considera dar algo gratis en retorno por la suscripción (puede ser un ebook corto, las primeras 30 páginas de tu última novela, etc). No lances el popup de inmediato, y espera por lo menos 20 segundos antes de que aparezca el popup para que a los lectores les dé chance interactuar con tu contenido. Haz que aparezca solo una vez.

Después que consigas expandir tu lista de correos, te preguntarás, ¿Y ahora, qué hago? La respuesta es simple: siempre cuida de los intereses de tus lectores.

Otro error garrafal que cometen los autores es que nunca le mandan correos a su lista. Esto ocasiona que el lector se olvide de la suscripción, y cuando toca publicar el próximo libro, nadie se acuerde del autor.

Los autores exitosos en el modelo moderno mandan la cantidad de correos necesarios para que sus lectores siempre se acuerden de ellos. No dejes que la gente se olvide de que existes. Enfócate en ser útil a tus lectores. Dales los mejores consejos que puedas ofrecer. Comparte el mejor contenido. Deléitalos con tus historias. No utilices lenguaje corporativo. Háblale a tus lectores como si le hablaras a tus amigos o a un colega.

 Si todavía no saber por dónde empezar, comienza creando una lista de correos con tus amigos y familiares, y arranca mandándoles dos emails al mes.

A medida que mandes los correos, puedes ir analizando la data que te ofrecen los servicios que mencionamos anteriormente (Mailchimp, Aweber, etc). Esta data es importante ya que te permiten tomar decisiones basadas en evidencia. Por ejemplo, puedes ver que líneas de sujetos tienden a abrirse más, o cuáles son las horas del día más conveniente para mandar tu próximo correo. Si estas haciéndolo bien, espera que más del 25% de personas en tu lista abran tus correos. Esto puede parecer poco, pero cuando consideras que la mayoría de compañías que mandan emails tienen índices de apertura de menos de un 10%, más de un 25% es un buen indicio de que vas bien.

 

CONTENIDO

La obscuridad es difícil de monetizar. El ocultar las cosas hasta que lo creas no es una buena idea en estos tiempos. Estarás muy solo cuando publiques tu libro y comiences a buscar lectores.

La solución para esto es el compartir, y el compartir expansivamente. Y profundamente. Y demasiado. Comparte hasta que pienses que estas compartiendo demasiado, y después comparte un poco más. Compartir de manera gratuita tu contenido ocasiona que los lectores interactúen con tus creaciones y les permite estar lo suficientemente emocionado para que inviten a otros a interactuar con tu creación.

En mi experiencia trabajando con autores, nunca he escuchado de un autor que ha perdido una gran cantidad de ventas porque compartió demasiado.

El compartir es la manera en que desarrollaras tu plataforma. Si escondes todo lo que escribes hasta que le puedas poner un precio a tu obra, nunca crearás la suficiente confianza en tus lectores para que quieran comprar tus libros. En vez, terminarás tratando de vender tu libro de forma demasiado agresiva, o con cientos de libros en tu closet. En vez, si te dedicas a compartir tu material, a conectar con tus lectores durante un largo periodo de tiempo, te ganarás su confianza y siempre te apoyarán.

Si creas contenido, este debe ser extremadamente valioso y diseminado ampliamente para que puedas crear una gran audiencia. Y sí, siempre puedes bloguear. De hecho, crear un blog sigue siendo la estrategia más común para compartir contenido online. Miles de autores han utilizado esta forma para diseminar su contenido y conectar con sus lectores.

Utiliza los comentarios y preguntas que te dejan en tus blogs para crear más contenidos.

Muchos autores se sienten abrumados cuando piensan en que tienen que crear boletines para correos, entradas de blogs, escribir en los blogs de otros autores, etc, pero como muchas cosas en la vida, si te acercas a este tipo de trabajo con un buen sistema, podrás maximizar tus esfuerzos causando el mayor impacto posible.

Creando “contenido insignia” le ha servido a muchos autores para conectar con miles de lectores. Un contenido insignia puede ser cualquier pieza de escritura sustancial que sea lo suficientemente importante para que muchas personas lo deseen. Esto puede ser desde un ebook gratis hasta un video bien producido.

Para mantener tus lectores fieles a tu tribu, debes manejar sus expectativas apropiadamente. Las personas salen de las tribus cuando no entienden sus principios, o cuando esos principios cambian regularmente.

No trates de crear contenido todos los días. Solo debes crear contenido que se mantenga fresco durante mucho tiempo. Eso se llama “contenido siempre verde” (evergreen content).No crees contenido solo porque piensas que será popular. Crea contenido que le añadirá valor a tus lectores por mucho tiempo.

Cosas importantes que debes monitorear en tu website: número de visitantes. Número de suscriptores. Tiempo que tus lectores permanecen en tu página. Posts más populares. Esto te permitirá saber cuáles son los posts que a tus lectores le interesan.

 

MAXIMIZAR TU ALCANCE (OUTREACH)

Tu alcance tomará tu plataforma y la volverá mas fuerte expandiendo su influencia. Y cuando estás compitiendo por atención en este mundo saturado de información, los esfuerzos que hagas para que maximices tu alcance harán toda la diferencia. Sin un plan para maximizar tu alcance, tu plataforma crecerá de manera muy lenta.

Como autor, si no estás sintonizado con las necesidades y deseos de tus lectores, y si no estás trabajando fuerte para mandarle contenido que satisfaga esos deseos, entonces no alcanzarás la marca. Así que antes de enviar ese correo, o publicar ese post, pregúntate: ¿Qué quiere el lector de su vida? ¿Qué lo estresa? ¿Qué puedo hacer yo para hacer su vida más fácil? ¿Le puedo facilitar su vida de alguna manera? ¿Cómo lo puedo ayudar a conseguir lo que desea?

“Puedes conseguir todo lo que quieras en la vida si ayudas a suficientes personas a conseguir lo que ellos quieren en la vida”.

Asume que las otras personas están más ocupadas que tú. Asume que el comportamiento normal de todas las personas es proteger su tiempo y su cantidad de trabajo. Asumen que si te dicen que no, tienen una legitima razón para hacerlo. Asume que si te ignoran es por una razón válida. Asume que si te dicen que sí, tienes un solo chance de añadirle valor a su vida.

Los fans son las personas que comprarán tus libros. Son personas para quien tu escritura tendrá un impacto directo y positivo. Tu trabajo es tan valioso para ellos, que querrán conocerte y mantenerse conectado contigo y con lo que escribes. Y se mantendrán recomendado tus libros a sus familias y amigos. Por contraste, los influenciadores son personas que harán que otras personas compren tu libro.

Hablarle solo a tu plataforma no te ayudará a mantener diseminando tu contenido rápidamente, especialmente cuando estés empezando. Sin embargo, si te invitan a ser parte de otras plataformas establecidas, tu nombre y tus ideas viajaran más rápido. Esa es la manera más efectiva de construir tu plataforma: introdúcete en otras plataformas que ya están creadas y tienen amplio poder de diseminación.

Basándome en el trabajo que he hecho con autores, debo decir que las redes sociales se pueden utilizar como impulsadores para este sistema, y no como los motores principales para el mismo.

Recuerda que el espíritu del alcance es invitar a personas a que se unan a tus aventuras como escritor viviéndolos a través de tus libros, entradas de blog, y otras formas de contenido.

Antes que nada, ayuda a otras personas a conseguir lo que quieren. Introdúcete a otras plataformas con las que compartas ideales similares. Busca maneras para asociarte con otros autores.

 

LA VENTA

Puedes utilizar la primera parte de tu libro para ofrecerla gratis a las personas en tu plataforma. Puedes crear un PDF que contenga la imagen de la portada, la tabla de contenidos, la introducción y el primer capítulo. Asegúrate que dejes al lector en un punto en que se esté muriendo por saber cómo sigue la historia. Esto puede hacerse disponible como un bono si tus lectores se suscriben a tu lista de correos.

Para que tu sistema pueda convertirse en una maquinaria para vender libros, debes aprender a contar historias que inviten a tus lectores a ser parte del proceso de venta.

Diseña una campana de correos automática que se asegure que desde que alguien se suscriba a tu página, ella o el reciba un correo introduciéndote como autor, y exponiendo las ventajas que tendrá por hacerlo. Esto provee una experiencia clara y consistente para todo el que se una a su plataforma. Esta consistencia es extremadamente valiosa en el proceso de ventas porque no da lugar a confusiones.

Acuérdate que la falta de entusiasmo es uno de los errores más frecuentes que hacen los autores a la hora de vender sus libros. Se tu propio fan. Si tú no vas crear entusiasmo alrededor de tu obra, ¿Quién lo hará por ti?

Ofréceles a tus lectores una vista previa de tu obra. Pon links en todos tus correos. Cuenta grandes historias. ¡Pídeles que compren tus libros!

 

 

La Economía de la Generosidad

images-1 Un modelo económico está resurgiendo. Un modelo que había caducado hace ya muchos siglos, y que hoy, ha resucitado con más fuerza que nunca: la economía de la generosidad. Este nuevo modelo ha comenzado a sustituir al modelo económico tradicional que se basaba en el “tú me das, yo te doy”, y recompensa a aquellos que están dispuestos a darle rienda suelta a su creatividad y ser capaces de regalar las ideas, perspectivas y visiones que puedan transformar el mundo en que vivimos. Mediante esta generosidad creativa, los participantes de este nuevo modelo pueden convertirse en seres imprescindibles, líderes capaces de guiar a las masas con sus ideas, y transformar para siempre la manera en que interactuamos con nosotros mismos y con el resto de la humanidad.

Aunque pueda parecer una ironía, el ser humano está regresando a las dinámicas sociales que regían la tierra hace centurias. Por medio de la tecnología, las comunidades tribales que antes convivían en pequeños, medianos y grandes grupos repartidos por toda la tierra, hoy se congregan virtualmente en un inmenso tejido humano donde los contenidos intelectuales son capaces de esparcirse más rápido que nunca, y donde aquellos que logren moldear las mentes del prójimo podrán convertirse en los que mueven, influyen y transforman al resto de la tribu. La única diferencia del hombre tribal de hace centurias y el hombre tribal moderno, es que en vez de la fuerza física, el elemento que rige la pirámide jerárquica son las fuerzas de las ideas y la capacidad que tienen nuestros líderes de conectarnos y hacer mas cohesiva la fuerza de la tribu.

Entonces, la pregunta es: ¿Como nos volvemos líderes en este nuevo modelo? Y la respuesta, como todas las grandes respuestas, es muy sencilla: haciendo arte. El arte es todo aquello que es capaz de transformar al que recibe el arte. Cuando las ideas de un bloguero se quedan todo el día dando vueltas en nuestras mentes, eso es arte. Cuando escuchamos una conferencia de TED y sentimos como el alma se nos vuelca y nuestras mentes se frisan en un instante de pasajera iluminación, eso es arte. Cuando prendemos la radio y una canción logra conmovernos o influir directamente en nuestro ánimo, eso es arte. Cuando Mark Zuckerberg crea un sistema que es capaz de conectar a toda la humanidad, eso es arte. Cuando logramos vencer nuestros temores y decidimos expresar nuestros ideales, eso es arte. Y aunque al principio no lo parezca, el que es capaz de regalar su arte continuamente y logra convertirse en un ente imprescindible para las tribus en que interactúe, tarde o temprano la economía de la generosidad lo recompensará.

En fin, vivimos en un mundo donde las dinámicas económicas ya no necesitan a los que son capaces de bajar la cabeza y pasarse la vida laborando en una empresa haciendo lo mismo día tras día. El mundo ya no valora los que se dedican a embellecer un curriculum vitae para salir como mendigos a  buscar trabajo, tratando de ser parte de la comunidad de otro que sí tuvo la fuerza de explayar sus propias ideas y crear sus propios sistemas para crear riqueza. Y por más que querramos engañarnos, la seguridad laboral que una época existió, ya no existe. Miles perdieron sus trabajos en la crisis que sacudió el mercado en el 2008, y millones todavía siguen desempleados en países con economías supuestamente robustas. Porque en esta transformación economica, lo que el mundo verdaderamente necesita son artistas,  seres humanos capaces de crear movimientos, de esparcir sus ideas, de inventar productos y servicios que se vuelvan imprescindibles, y aun más importante, que logren aniquilar la inercia que consume a la masa de humanidad que todavía no ha logrado ponerse en contacto con su faceta creadora. Porque sin duda, todos tenemos algo que contribuir. Para eso estamos aquí.

Las Ideas y el Poder de las Multitudes: Desvelando la Magia de Kickstarter

Estas sentado en tu escritorio mientras tu mente deambula por las enredaderas de tu esencia. De repente, te asalta una idea. Sientes como la musa de la inspiración se asienta en tu ser y te hace formal entrega de una grandiosa visión. Te emocionas. Tus ojos brillan como si se reflejara en ellos un tesoro que acabas de visualizar en tu mente. Estas absorto, dejando que tu parte creativa fluya como un río corriendo montaña abajo, mientras las ganas de gritar “Eureka” se van acrecentando con el pasar de los segundos. Sacas tu cuaderno y apuntas tu plan para conquistar aquella idea que se ha manifestado en ti.

Pasa la inspiración.

La idea ya está escrita.

Ahora mismo, tu idea son solo varios ceros esperando a que la acción le añada el uno necesario para hacerla realidad. Pero como siempre, el camino comienza a enturbiarse. Vuelves a darte cuenta que la verdadera dificultad yace en transformar las ideas y hacerlas realidad. Te harían falta recursos, tiempo, personas que crean en tu idea y te ayuden a materializarla.

Te vas a casa.

Llegas al otro día y encuentras tu mágico cuaderno allí donde lo dejaste. La inspiración ha pasado. Ahora es necesario ponerse a trabajar. Desesperado, te preguntas por donde comenzar. ¿Y la primera pregunta que te asalta es: como consigo los fondos?

Artista, te presento a Kickstarter

images1

 

Kickstarter es la plataforma de financiación en masa más poderosa de internet. Utilizando su vasta red de inversionistas, puedes presentarle tu idea al mundo y si logras convencerlo de que tu idea es valiosa, el mundo podría ayudarte a hacer realidad tus sueños. Kickstarter ha financiado una multitud de proyectos que van desde $500 dólares hasta más de $10,000,000 de dólares. Sin duda, un arma súper-poderosa capaz de dotar a cualquier emprendedor con los recursos suficientes para llevar a cabo cualquier proyecto, por más radical que parezca.

Kickstarter ha sido utilizado por muchos emprendedores locales, incluyendo el videojuego creado por Fidel Soto, “Mirth’s Magical Quest”,  que actualmente está buscando alcanzar su meta de financiación de $34,000.00 dólares (Ayudémoslo!). Una de las particularidades de la plataforma es que el dinero tiene que ser recaudado en su totalidad para poder ser entregado a su creador. Por ende, si Fidel no logra recaudar en completitud los $34,000.00 dólares, le será imposible canjear el dinero. Por otro lado, si el proyecto logra recaudar los fondos necesarios para su creación, Kickstarter se queda con un 5% del monto total, aunque Fidel no tendrá que preocuparse por los derechos del proyecto ya que Kickstarter no esta diseñada para tener una participación activa en la misma. En fin, en esta nueva era de colaboraciones online, los emprendedores como Fidel ya no tienen excusas para poner sus ideas a correr en las infinitudes de posibilidades que nos ofrece la web. Hoy en día, solo se necesita tener una mente creativa y la voluntad de transformar lo invisible en realidades palpables. Para todo lo demás esta Kickstarter, y los miles de corazones dispuestos a entregar sus patrimonios personales para ponerlos en manos de ustedes, los artistas.

 

d4475d742a8a93d17ba27a51bd3f6154_large-300x147

“A paso de bebé, a paso de vencedor: El enorme poder de los pequeños esfuerzos”

HNCK9101 ¡Santiago de Compostela, ahí voy!

Me levanté temprano esa mañana de mayo; la emoción no me dejaba dormir. Había pasado la noche en una escuela que habían habilitado para los peregrinos, y los ochocientos kilómetros del Camino de Santiago, con los que había soñado durante años, estaban a punto de recibirme. Ochocientos kilómetros, ochocientos kilómetros, repetía en mi mente, y la distancia se me hacía tan enorme que me daba trabajo concebirla. Cuando por fin salió el sol y me coloqué la mochila sobre la espalda, salí a la intemperie y allí estaba el camino, esperándome sin pretensiones. En él no había nada espectacular; era solo un humilde trillo por donde miles de hombres y mujeres habían puesto un pie delante de otro  hasta que lograban alcanzar ese lugar con el que tanto soñaban. Y en un instante, esa distancia inimaginable comenzó a reducirse en el momento en que mi viaje inició: con una primera zancada, el primero de un millón de pasos que tendría que dar para llegar a Santiago.

Así es: un millón de pasos.

Según algunos estimados, el ser humano tiene que dar 1,320 pasos para cubrir un kilómetro, y si multiplicamos ese número por ochocientos, llegamos a la impensable suma de 1,056,000 zancadas para cubrir el Camino de Santiago en su completitud.

Esa tarde, cuando por fin llegué a la primera parada 24 kilómetros, 31,680 pasos,  y ocho horas después, me dolía cada centímetro del cuerpo. Durante unas cuantas horas pensé tirar la toalla y mandarlo todo al carajo. Me acosté en un catre ubicado en un almacén habilitado para los peregrinos, y mientras flirteaba con la idea de largarme al día siguiente, no pasó mucho tiempo antes que comenzara la sinfonía de ronquidos más brutal que había escuchado en mi vida. En el almacén había alrededor de 150 personas que trataban de dormir unas al lado de las otras, y al parecer todas, absolutamente todas, competían por el primer lugar en un concurso de  jabalíes. Cerré los ojos, y aunque me encontraba en un estado de total extenuación, los jabalíes endemoniados no me dejaron dormir.

Fast forward ocho horas después: todavía en el catre, reventado, con ganas de regresar a mi infancia y rajarme a llorar, tratando de levantarme pero incapaz de hacerlo. Entre el cansancio y los jabalíes estaba destruido. Ese segundo día se suponía que tenía que caminar 32 kilómetros y no tenía la más mínima idea de  cómo carajos lograría tal hazaña. Cuarenta y cuatro mil ciento sesenta pasos, uno tras otro, y repetir, repetir, repetir hasta llegar a un millón.

La tarea parecía imposible, hasta que la voz de una gran amiga me susurró al oído desde el pasado: “baby steps Delmonte, baby steps” (pasos de bebe Delmonte, pasos de bebe). “Enfócate en una pequeña tarea, una mínima dirección hacia donde encaminar tus esfuerzos, y tarde o temprano lo vas a lograr”, me decía Susie cada vez que me veía agobiado por cualquier razón durante nuestros tumultuosos años en la universidad. Su voz se fue haciendo cada vez más fuerte hasta que me motivó a salir de la cama, ponerme la mochila, y con la única meta de recorrer ese próximo paso, ese próximo medio metro que me acercaría mas a Santiago, empecé a colocar ese pie delante de otro hasta que una tarde, 32 días y poco más de un millón de pasos después, llegué a Santiago de Compostela, maravillado por el poder de los esfuerzos incrementales, y sintiéndome capaz de lograr cualquier hazaña.

Escribir un libro: poner una palabra delante de otra hasta que no falten ni sobren palabras

HNCK4011

Años después me encontré en un avión regresando de Yemen. Durante el año y tres meses que viví en el país, comencé un blog y formé una fiel tribu de seguidores que se hicieron partícipes de la experiencia a través de las historias que hilé a través de cien entradas. Nunca me había considerado escritor, ni me imaginaba capaz de escribir un libro, pero el hecho de contar historias que lograran conectar con tanta gente me inundó de una especie de poder que no conocía hasta entonces. Montado en ese avión, decidí que tenía que escribir un libro de la experiencia, aunque solo sirviera para contarle al mundo de todas las experiencias que me habían transformado durante aquel épico año.

Pero al llegar, no pasó mucho tiempo antes que conociera a mi futura esposa, nos casáramos, y dos maravillosos hijos llegaran a nuestras vidas para cambiarlas para siempre.

Y ahora, ¿cómo haría para alcanzar esa meta de escribir un libro? No quería ser uno de esos padres que se ensimismaban en sus proyectos personales y dejaban a un lado a su familia. Lo quería todo: necesitaba dedicarme al trabajo que me facilitaría mantenerlos y  quería compartir la mayor cantidad de horas al día con ellos, y arriba de todo eso, también quería escribir el libro.

¿Pero cómo hacerlo? ¿Cómo lograrlo?

Al principio pensé que sería imposible. El típico libro tiene 250-300 páginas, y no podía dedicarme a tiempo completo a escribirlo. En ese momento, las palabras de Susie volvieron a recordarme que todo es posible con el poder de los pasos de bebé. Fue entonces cuando decidí sacar 90 minutos al día para dedicarme a la escritura, y las únicas horas donde podía trabajar sin distracciones era de 5.30 a 7 de la mañana. El único obstáculo que tenía era el siguiente: ¡Pero yo soy nocturno! ¡Yo no funciono de madrugada!

Las madrugadas milagrosas: Las horas donde todo es posible

Me tomó mucho tiempo aprender a levantarme temprano. Durante toda mi vida, siempre había pensado que mi mente creativa fluía mejor de noche, pero con dos hijos pequeños, ya a las ocho de la noche mis jugos creativos hacía rato que se habían secado. Las primeras semanas programé el despertador para que sonara a las 5 a.m., pero casi siempre, lograba convencerme de dormir cinco minutos más, y esos cinco minutos se convertían en dos horas deliciosas donde la intención que tenía de lograr mi propósito se esfumaba en una sesión íntima entre la colcha y la cama.

No pasó mucho tiempo antes de darme cuenta que tenía que cambiar de estrategia: pondría el despertador en un extremo de la habitación, para así verme obligado a levantarme para apagarlo.

La estrategia comenzó a dar resultados, y poco a poco, palabra tras palabra tras palabra, el libro fue cogiendo forma. En esta ocasión no fueron treinta y dos días, sino cinco años o mil ochocientos veinte cinco días donde en muchas ocasiones llegué a pensar que el proyecto nunca vería la luz del día, pero la ley de los esfuerzos incrementales es infalible.

Así como la gota que cae sobre la piedra tarde o temprano le hace un agujero, así mismo los pasos de bebé nos empoderan para lograr cualquier meta que nos propongamos.

Sesenta y cinco mil palabras más tarde, puedo decir que el libro ya está escrito, y pronto, mi feto literario saldrá a la luz y se convertirá en un ser que caminará con sus propios pies.

Y por esto, comunidad íntima, humildemente les insisto:

Si tienen un proyecto, una idea, una aventura que ansían vivir, y creen que no son capaces de lograrlo por razones de tiempo o por la simple dimensión de su visión, confíen en el poder de los pasos de bebé y les aseguro: tarde o temprano, el día que menos lo esperan, su visión se materializará.

P.D: Y tú, ¿qué has logrado con el poder de los pasos de bebé? ¿Tienes alguna historia donde los esfuerzos incrementales te han ayudado a lograr tu propósito? ¡Déjame saber!

Acuérdate de seguirme en facebook en: https://www.facebook.com/alanplanetaintimo/