Rubén Núñez: Una pasión de camino a la luna

Su pasión por el espacio empezó temprano, cuando Rubén, todavía un niño, les decía a todos que quería ser astronauta.

A finales del 2007, con sólo 21 años, Rubén vio un anuncio que lo cautivó: Google anunciaba la puesta en marcha del “Google Lunar XPRIZE”, que buscaba incentivar a emprendedores a que diseñaran y manufacturaran un vehículo que pudiera aterrizar en la Luna, y que recorriera quinientos metros en la superficie lunar, transmitiendo imágenes y videos de regreso a la Tierra. Al primer equipo en lograr la hazaña, probando que el 90% de los fondos provinieran del sector privado, le serían otorgados veinte millones de dólares.

Pocos meses después, Rubén forja el nacimiento de la fundación sin fines de lucro, “Earthrise Space Foundation”, dentro de la cual forma el equipo “Omega Envoy”, encargado de construir el vehículo espacial y el módulo lunar que aterrizaría en la Luna. El mayor reto, según Rubén explica, consiste en “comprar un viaje en cualquier cohete que nos saque al espacio, y a partir de ahí, utilizar la tecnología que hemos desarrollado durante los últimos ocho años para llegar a la Luna, aterrizar sin estrellarnos, desmontar del módulo lunar el vehículo, y lograr recorrer medio kilometro mandando fotos y videos de regreso a nuestras oficinas. En fin, exactamente lo estipulado por Google.”

Ya el equipo de Rubén se encuentra en los últimos 16 en competencia, y muy pronto, lanzarán a la luna su módulo lunar.

Escucha su entrevista completa solo aquí, en Planeta Intimo.